Posts Tagged ‘Escuché la voz de Jesús’

14 enero
2011
escrito por Uli

Hoy les voy a comentar sobre una canción y su intérprete, cosa nada rara en mí, lo único diferente es que no ocupó los primeros puestos de las listas de venta. Tampoco estuvo en los primeros lugares del Billboard, todo lo contrario, esta canción alcanzó el puesto 99 de los 100 mejores éxitos en su época. Para los que estén familiarizados con ella, comprenderán a qué me refiero y, para los que no la han escuchado, les aliento a que lo hagan.

La letra de este hermoso himno fue escrita por el pastor presbiteriano Horatius Bonar (1808-1889), quien fuera el autor de unos 600 himnos. “I Heard The Voice of Jesus” es considerado uno de sus más destacados y salió publicado por primera vez en su colección “Hymns Original and Selected” en 1846;  y poco después, en sus “Hymns of Faith and Hope” en 1862, bajo el título “The Voice From Galilee.” Bonar la escribió siendo pastor de una iglesia presbiteriana en Kelso, Escocia. Al igual que con otros de sus muchos himnos, éste lo hizo teniendo a los niños en mente como una de sus prioridades, pues quería que aprendieran y cantaran las simplezas que él mismo trataba de enseñar. La música fue añadida por su amigo y colaborador, el reverendo y compositor John Bacchus Dykes (1823-1876) de la melodía “Vox Dilecti.”

“Aplaudir los nuevos talentos que surgen en shows como “American Idol,” “Star Search,” etc., se ha convertido en algo común en nuestra cultura, energiza e inyecta esperanza a los nuevos intérpretes que tratan de abrirse paso. Aún así, ¿estamos poniendo mucho énfasis en los nuevos talentos y fallamos en reconocer los ya existentes? Cuando un hombre, ya maduro, termina de completar su actuación musical, en un salón completamente lleno, con un público que le aplaude hasta las lágrimas, (cosa que sucedió recientemente en Santa Rosa, California), va siendo hora de que nos tomemos una oportunidad de echar una buena mirada a Turley Richards.” Así comienza una de las poquísimas reseñas que encontré de Turley Richards.

Turley Richards

Aunque la vida de Richard ha estado llena de lo que otros perciben como tragedia, él exuda un espíritu positivo y contagioso para todos los que tienen la suerte de cruzarse en su camino. Nacido en Charleston, West Virginia, EE.UU., fue el menor de cinco hermanos.

A la edad de 4 años, Turley estaba jugando, con su amiguito y vecino, un juego tonto; consistía en colocarse una almohada en el trasero y agacharse, para que, con arco y flecha, el contrario le atinara a la almohada. Cuando le llegó su turno, Turley se colocó la almohada y se preparó. Curioso, se giró para ver por qué su amiguito se demoraba y la flecha le atravesó el ojo izquierdo, ocasionándole la pérdida total de la visión de ese ojo. Debido al inadecuado tratamiento médico que recibió, el ojo derecho se le infectó gravemente y pocos años después también perdería la vista de ese ojo.

Para mantener al joven y energético Turley ocupado, su padre le compró una victrola y algunos discos, con el dinero de una colecta hecha entre sus compañeros de trabajo. Su madre le trajo un kazoo, que había adquirido en una tienda de cinco y diez centavos. Mediante el uso de estas herramientas, Turley desarrolló una de las gamas vocales más increíbles del mundo.

De los 6 a los 16 años, se sometió a ocho cirugías para recuperar y mejorar la poquísima visión que tenía. Cada vez que le quitaban los vendajes tenía la esperanza de alguna mejoría. Lamentablemente nunca sucedió y se enfrentó con la frustración y la decepción.

Mientras otros podrían sumirse en una oscura depresión, Turley lo tomó como otro de los retos que debía superar para el mundo del espectáculo.

Teniendo 15 años, formó un grupo musical llamado “The Five Pearls,” con otro chico blanco y tres chicos negros. Al inicio, su música estaba en el terreno de R & B, teniendo inclinaciones hacia el jazz. A finales de los 50s se presentó en “The Dick Reid Record Hop” y viajó por todo el estado. Se convirtió, literalmente, en la “Súper Estrella de West Virginia”, con chicas gritando y lanzándose sobre su vehículo para llegar a él. Más de una vez se vio forzado a tumbarse al borde del suelo para escapar del entusiasmo de su público.

Al cumplir los 18, firmó su primer contrato con Fraternity Records, en Cincinnati, con un disco llamado “All About Ann.”

Al principio de los 60s, Richards adquirió una Ford Station Wagon y algún equipo de sonido y partió para Los Angeles con otros dos músicos, con grandes esperanzas de convertirse en un famoso artista. Poco después de su llegada, los dos músicos deciden renunciar a su sueño al buscar dinero seguro mediante trabajos regulares, abandonándole, con el vehículo y el equipo, cosas que él no podía usar. Rápidamente pasó a ser indigente, vendió todo y tomó el tren de regreso a West Virginia. Su frustración llegó a tal punto en ese momento, que pensó finalizar con el negocio de la música.

A mediados de los 60s, aún sin aceptar su derrota, parte a Nueva York con US$ 87, una maleta y una guitarra. Rápidamente los US$ 87 desaparecen; casi una semana sin comer y cerca de la inanición, trata de vender su sangre por dinero, en el banco de sangre. Debido a que estaba tan débil, se desmaya y pierde su cita. Mientras caminaba de regreso al “hotel de las pulgas,” encontró US$ 1.83 en una cuneta. Después de comprar una soda y una barra de caramelo con chocolate, regresa a su habitación y, con un cuchillo y un tenedor, come la barra de caramelo como si fuera un filet mignon, compartiendo las migajas que quedaban al arrojarlas a las cucarachas.

Durante la semana siguiente, mientras dormía en el Central Park con su guitarra y la maleta atada con su correa, se preguntó, “¿Qué es lo que sé hacer mejor?” Respondiéndose, “Bien, sé cantar, hacer deportes y tener suerte con las damas.” Contando con 23 años, rehusaba regresar a casa con la “cola entre las patas”, pues lo consideraba un fracaso. Por lo tanto, comenzó a cantar en pubs, a cambio de comida, y fue amistoso con las damas. Una de esas amigas le presentó a Norman Schwartz, quien fuera el manager de Stan Getz y Gary McFarland, artistas de jazz. Esto lo llevó al primer contrato discográfico con MGM/Verve.

Luego, firmó para “20th Century Fox” y el fruto fue “The Many Souls of Turley Richards,” con Toots Thielemans en la armónica y guitarra. También cantó en “Grenwich Village” y en “Café Wha” con Ritchie Havens, David Frye, gran comediante e imitador de personalidades políticas y Richard Pryor, uno de los grandes comediantes americanos, con el que entabló una gran amistad.

Muchos artistas no poseen un contrato discográfico. Turley tuvo la suerte de ser firmado con nueve compañías discográficas como Warner Bros., Atlantic Records, Epic Records, CBS / Columbia, MGM y 20th Century Fox. Cada disco lanzado siempre fue elegido con un “excelente” por Billboard, Cashbox, y Record World. A pesar de que Richards, acumulativamente vendió 1.400.000 discos, la mala gestión de su carrera le impidió alcanzar el estrellato que todo el mundo predijo.

En 1985 y debido a un problema genético, comenzó a perder su voz. “Tenía un miedo de muerte, porque por primera vez, a pesar de que había sido ciego durante 17 años, me sentí realmente ciego, porque sin mi voz no podía ganar lo suficiente para poner la comida en la mesa para mi familia.”

Sin darse por vencido, se inscribió en cursos de re-adaptación profesional para así aprender habilidades de trabajo alternativas, incluyendo la terapia de masaje, el funcionamiento del computador y la mecanografía, que le ayudarían a disponer de los avances tecnológicos al alcance de los ciegos. Afortunadamente recobró su voz, sin el temor que le embargaba, dio un verdadero cambio a su vida.

Richards en la actualidad

Por los últimos 15 años Richards trabaja como entrenador vocal, productor de discos y actúa en pequeños clubes y conciertos. También continúa escribiendo, componiendo y produciendo su propia música.

“Sé que me han dado un regalo. Yo sé que tengo que ser oído. Tal vez nunca seré una super estrella pero, si puedo hacer una diferencia positiva en una vida, entonces habré tenido éxito. Sigo oyendo de muchas personas el impacto que he tenido en ellos.”

Al Kooper, músico, compositor y productor discográfico de rock y blues, quien ha trabajado con Blood, Sweat & Tears, Bob Dylan y muchos otros, declaró: “Hablando como músico, la versión de Turley de ‘I Heard The Voice Of Jesus’, que grabó para Warners, es la más grande interpretación vocal que he escuchado en toda mi vida. Resulta que Turley la grabó en el estudio, solo, acompañándose con una guitarra acústica. El productor Lou Merenstein la escuchó y, siguiendo los datos que proporcionaba el libro de otro gran productor, Tom Wilson, sobrepuso una orquesta completa encima de la interpretación de Turley, incluyendo el arreglo de una sesión de cuerdas. Aquello CASI cubre la increíble interpretación vocal; pero, de alguna manera sorprendente, la fabulosa voz de Richards se escucha y “rasga” a través de todo ello. Hay momentos en que puedes diferenciar cuatro o cinco notas ¡¡AL MISMO TIEMPO!! Si amas verdaderamente una buena interpretación, dime si puedo conseguir esta rareza, cosa que dudo encuentres a la venta en estos momentos, para que todos puedan maravillarse con esta única e increíble interpretación.”

Amigos, sean ustedes los jueces…

Fuentes:
Wikipedia

101 Hymn Stories, by Kenneth W. Osbeck
Turley Richards Home





……………………………………………………………………………………

(Traducción: Sara)

I heard the voice of Jesus say / Escuché la voz de Jesús decir
“Come on to me and rest” / “Ven ante mí y reposa”
Lay down thy weary, / Recuéstense aquellos que están cansados
Weary one lay down, / Aquellos que están cansados, recuéstense
Lay thy head upon my breast. / Recuesta tu cabeza sobre mi pecho.
I went to Jesus as I was, / Fui hasta Jesús tal como estaba,
I was weary, worn and sad / Estaba cansado, desgastado y triste
I found in Him a resting place / Encontré en Él un lugar de reposo
And He has made me glad. / Y Él me ha hecho feliz.
Take my yoke upon you / Acoge mi yugo
And learn about me, / Y aprende de mí,
For my yoke is easy / Mi yugo es fácil
And my burdens are light / Y mi carga es ligera
And my burdens are light / Y mi carga es ligera
I heard the voice of Jesus say / Escuché la voz de Jesús decir
“Behold I freely give” / “Fíjate que doy libremente”
Oh!, the living waters, oh! thirsty one, / ¡Oh!, las aguas vivas, ¡oh!, aquel sediento,
Stoop down and drink and live. / Agáchate y bebe y vive.
I heard the voice of Jesus say / Escuché la voz de Jesús decir
“Come on to me and rest” / “Ven ante mí y reposa”
You’ve got to lay down thy weary, / Deben recostarse aquellos que están cansados
Weary one lay down, / Aquél que está cansado, recuéstese
Lay thy head upon my breast. / Recuesta tu cabeza sobre mi pecho.
I went to Jesus as I was, / Fui hasta Jesús tal como estaba,
You know I was weary, worn and sad / ¿Sabes?, estaba cansado, desgastado y triste
I found in Him, yes I found in him a resting place / Encontré en Él, sí, encontré con Él un lugar de descanso
Oh, you know He’s made… me glad. / Oh, sabes que Él me ha hecho… feliz.
I heard the voice, yes of Jesus say / Escuché la voz, sí, de Jesús decir
“Behold I freely give” / “Fíjate que doy libremente”
Oh, the living waters, oh thirsty one, / Oh, las aguas vivas, oh, aquel sediento,
Stoop down and drink and live. / Agáchate y bebe y vive.
Oh I wonder, I wonder you could ever hear me? / Oh, me pregunto, me pregunto si ¿alguna vez podrás escucharme?
I keep on calling, you’ve got to hear me / Sigo llamando, debes escucharme
Oh, I’m pleading, everybody hear my plead / Oh, te ruego, escucha mi plegaria
Oh, Jesus, hear my name, Oh Jesus / Oh, Jesús, escucha mi nombre, Oh Jesús
I said: “Jesus, Jesus, Jesus!” / Dije: “¡Jesús, Jesús, Jesús!”
I’m pleading, I’m pleading / Estoy rogando, estoy rogando
You’ve got to hear me, yeah / Debes escucharme, sí
You’ve got to hear me calling / Debes escucharme llamando
I’m calling “Jesus!”, I keep calling / Estoy llamando “¡Jesus!”, sigo llamando
I said Yeah…, Jesus / Dije Sí…, Jesús
I’ve just got to keep on calling, / Debo seguir llamando
Calling your name, I just call, I just call… / Llamando tu nombre, yo llamo, yo llamo…
Yeah Yeah, You’ve got to hear me, hear me / Sí, sí, debes escucharme, escucharme
Hear me, hear me calling, yes I did, / Escucharme, escucharme llamando, sí lo hice,
You’ve got to hear me / Debes escucharme
I said Yeah…, Jesus Ahh… / Dije Sí…, Jesús Ahh…
You’ve got to hear me, Jesus / Debes escucharme, Jesús
I keep calling, calling your name / Continúo llamando, llamando tu nombre
Oh Jesus, Oh Jesus, / Oh Jesús, Oh Jesús,
I’m calling, calling your name I keep on calling / Estoy llamando, llamando tu nombre sigo llamando
Hold down my name / Recuerda mi nombre
I pray, I pray….Yes, I’m praying / Rezo, rezo…. Sí, estoy rezando
Jesus, hear my, hear my call… / Jesús, escúchame, escucha mi llamado…

 


¿Interesante…? ¡Riega la voz y comparte!


FacebookTwitterMore...